JOSÉ FERRATER MORA

 


José Ferrater Mora


por Ana Alejandre

Nació en Barcelona el 30 de octubre de 1912. Estudió Filosofía en la Universidad de Barcelona.

Al inicio de la Guerra Civil española, fue el motivo de su exilio que le llevó primero a Francia y, posteriormente a Cuba, país en el que permaneció desde 1939 hasta 1941, y también residió en Chile en el que dio clases desde 1941 hasta 1947, año en el que viajó a Estados Unidos con una beca Guggenheim. En dicho país conoció al poeta español Pedro Salinas y ejerció como profesor de Filosofía en el Bryn Mawr College de Pensylvania, cargo que ocupó como emérito desde 1981 hasta su fallecimiento en 1991, que tuvo lugar en su ciudad natal. Llegó a ser nombrado director del Departamento de Filosofía en dicho centro universitario. Además, fue invitado a muchas Universidades como la de Princenton, Filadelfia, Baltimore, Barcelona y Palma de Mallorca.

Ejerció una gran influencia entre las siguientes generaciones de filósofos españoles de la segunda mitad del siglo XX, y le fue concedido, en 1985, el Premio Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades, en reconocimiento a su gran labor de intelectual en la difusión y la docencia de la filosofía. También, la Universidad de Gerona, creó la Cátedra Ferrater Mora en su honor, dedicada a su memoria, intensa labor intelectual y a la conservación de su obra.


Su obra más importante y de carácter monumental fue la redacción del Diccionario de Filosofía, que ha sido una de las más importantes contribuciones a la filosofía y cultura española. Su redacción que realizó sólo como autor individual fue ingente, e iniciada en 1939 y se publicó su primera edición en 1941. Después esta magna obra sufrió distintas revisiones, ampliada y actualizada hasta llegar a los cuatro volúmenes que tiene su última edición de 1994. Se le considera la obra más importante en castellano de su género y uno de los más prestigiosos diccionarios de filosofía actuales.


En esta extensa e importante obra, Ferrater Mora explica el gran interés y atención de su filosofía por la enorme variedad de problemas y tendencias filosóficas que tuvieron una gran influencia en su obra más personal y original, por lo que abarca biografías de un gran número de filósofos de diferentes épocas, desde la antigüedad hasta el presente, pero sin olvidar explicar su propio pensamiento, al que presta una especial y cuidada atención; así como también incluye conceptos filosóficos, de los que explica de forma detallada la evolución que sufrieron en el transcurso del tiempo; y también, incluye escuelas de pensamiento y distintos movimientos filosóficos. En todas estas distintas cuestiones aporta unas extensas referencias bibliográficas de gran valor.

Falleció en Barcelona el 30 de enero de 1991.



Pensamiento original y obras


Aunque su gran contribución a la Filosofía es la redacción del Diccionario, sin embargo Ferrater creó tesis propias de un carácter novedoso y original, para lo que utilizó instrumentos de la teoría analítica y cuestiones clásicas de la teoría filosófica tradicional.

Aceptaba la irreductibilidad de los diferentes sistemas filosóficos entre sí, pero creía necesaria, sin embargo, una perspectiva “integracionista”, para lo que desarrolló un pensamiento riguroso, sistemático en sus fundamentos y con un gran alcance teórico al que llamó integracionismo, con el que intentaba integrar sistemas opuestos de pensamiento. Para ello, Ferrater planteaba como primera cuestión que la oposición tradicionalmente aceptada de conceptos que eran supuestamente irreductibles: naturaleza-razón, causalidad-libertad, ser-debe ser, ser-devenir, alma-cuerpo y otras, no es absoluta y, por tanto, se puede vencer dicha oposición. A pesar de las muchas discusiones y divisiones filosóficas, estos conceptos opuestos entre sí, no demuestran realidades existentes per se, sino que, por el contrario, son “conceptos limite”, o también se les puede considerar “polos opuestos” de la realidad pero no tiene existencia real, sino como tendencias hacia las que se inclina la propia realidad y, por tanto, son conceptos complementarios y útiles para poder comprender, aprehender y hablar de la realidad misma.


Frutos de su teoría del “integracionismo” fueron, entre otras, sus obras más importantes  y El ser y la muerte: bosquejo de una filosofía integracionista (1962) y En la primera de dichas obras, planteaba una aplicación de su teoría a la realidad incuestionable y esencial de la muerte. En la segunda de estas obras, su discurso presentaba a su sistema filosófico como un problema de emergencia que surgía desde cuatro niveles: el físico, el orgánico, el cultural y el social.


Su labor filosófica tenía como objeto principal las cuestiones de carácter ontológico. Llamó a su teoría ontológica “monismo sui generis”, ya que une el monismo al pluralismo, de lo cual surge la teoría del emergentismo, en el que se funden los distintos elementos según sus propiedades o funciones, o lo que denomina propiedades-funciones, binomio que incardina las unas en las otras, para hacer todo un solo concepto.

Según esta teoría, Ferrater afirma que cada estructura, aunque dependiente de los distintos elementos que la componen, no es reductible a ellos, porque surge algo nuevo y es suma de todos los elementos, pero con nuevas propiedades-funciones que no provienen de las de los elementos que la integran. Por ello, la estructura así surgida, es también susceptible de ser un elemento para otra estructura. Esta unión de elementos para configurar la estructura siempre comienza desde el nivel físico y va subiendo de complejidad cada vez que las estructuras van adquiriendo propiedades-funciones más complejas y pertenecientes a un orden distinto, tanto como para permitir que aparezca un nuevo nivel biológico y así, sucesivamente, va evolucionando hasta llegar a niveles superiores como el social y, después, el cultural. Es una realidad nueva, pero el mismo continuo que no se rompe y que va subiendo progresivamente de la materia a la razón.

Ferrater Mora fue también uno de los introductores en España de la ética aplicada en el mundo hispano, y fue un destacado defensor de los derechos de los animales.


Las influencias que aparecen en sus obras son muy variadas, especialmente en cuanto se refiere a España, fueron Miguel de Unamuno. Eugenio D’Ors y José Ortega y Gasset y también de otros autores extranjeros europeos que representan a la filosofía continental y a la filosofía analítica. Todos ellos eran citados y también extraía retazos de su pensamiento que integraba en su propia obra.

Obras

Sus obras más importantes en este sentido fueron, posiblemente, De la materia a la razón (1979) y El ser y la muerte: bosquejo de una filosofía integracionista (1962). En la primera de ellas planteó su sistema como un problema de emergencia desde cuatro niveles fundamentales: el físico, el orgánico, el social y el cultural. En la segunda, expuso una aplicación de su “filosofía integracionista” a la realidad esencial de la muerte.

Otra obra fundamental de Ferrater Mora, fue su Lógica matemática (1955) que supuso la introducción de la lógica formal en España y cuya obra fue muy útil y consultada por las siguientes generaciones de filósofos de nuestro país.

Fue autor, además, de varias obras de historia de la filosofía, dándole una mayor importancia a la tradición filosófica de nuestro país. También fue autor de novelas y relatos y diversas películas, en una demostración de inquietud creativa y talento creador.

Bibliografía

Ferrater Mora, José. Diccionario de Filosofía. 4 vols. Barcelona: Ariel, 1994. La gran obra de referencia de la filosofía hispánica, que muestra la capacidad de síntesis de Ferrater y que ha ejercido una notable influencia en la filosofía hispánica contemporánea.


Ferrater Mora, José. De la materia a la razón. Madrid: Alianza Editorial, 1979. Ensayo que muestra el estadio más maduro del pensamiento de Ferrater Mora. Es una aplicación de su filosofía "integracionista".


Nieto Blanco, Carlos. La filosofía en la encrucijada. Perfiles del pensamiento de José Ferrater Mora. Barcelona: Universidad Autónoma de Barcelona, 1985. El más completo estudio de la obra de Ferrater Mora, publicado en castellano, con útiles referencias bibliográficas.


Guy, Alain. Historia de la filosofía española. Barcelona: Anthropos, 1985. Esta obra recoge adecuadamente la relevancia del pensamiento de Ferrater en su contexto histórico.

Comentarios

Entradas populares de este blog

El machismo

La mala educación

La iracundia